1 de octubre de 2008

Jack Johnson – In Between Dreams (2005)


PLAYAS, SURF Y BUENA MÚSICA

A estas alturas no voy a descubrir a Jack Johnson. La mayoría habrá oído hablar alguna vez de este cantautor nacido en Oahu (Hawai), cuya música suave e inspiradora es degustada ya por público de todas las edades. Sus melodías tranquilas y placenteras han gozado de gran popularidad en MTV e incluso han sido utilizadas para la banda sonora de alguna película. Y es que este músico de marcado carácter ecologista y comprometido aporta algo fresco y diferente que echábamos de menos en el panorama musical.

Jack Johnson es un ex surfista profesional que a los 17 años casi perdió la vida a causa de una ola gigante. El accidente le obligó a retirarse de las competiciones durante un tiempo, época que aprovechó para componer un puñado de canciones. Siguió ligado al surf durante algunos años, trasladándose a California, y en 2001 el músico Ben Harper le contrató para su sello discográfico. Debutó con éxito mediante su primer trabajo Brushfire Fairytales y, posteriormente, ya mediante su propio sello, sacó al mercado On and On. Sus letras comprometidas, críticas frente al capitalismo y el impacto medioambiental, calaron en el público y la crítica.

En 2005 publicó In Between Dreams, a mi parecer el mejor de todos sus discos. Resulta difícil clasificar el estilo del álbum; como el resto de sus trabajos reúne sutiles influencias de géneros dispares como el funk, el pop, el reagge o el folk. Pese a ello, la música de Johnson tiene una identidad propia, una serena cadencia que, marcada por su suave voz, embriaga los sentidos. Sus canciones, críticas pero revestidas de un extraño optimismo, evocan idílicas imágenes de playas hawaianas y son ideales para alumbrar nuestros días más grises. Por decirlo de una manera sencilla: resulta difícil encontrar música que nos ponga de buen humor pero In Between Dreams lo consigue en un par de canciones.

Como efectivo antídoto contra el desánimo, el disco abre con uno de sus éxitos más celebrados, Better Together. Le siguen tres temas sin desperdicio, Never Know, Banana Pancakes y Good People, donde Johnson nos invita a relajarnos, a dejarnos llevar por su rítmica dicción mientras nos habla sin fatalismos de la confusa naturaleza humana o de cómo combatir el estrés cotidiano. Otra pieza clave es el tema No Other Way, donde el cantante muestra su vertiente más sensible ofreciendo un romántica y bella balada. Lo mismo sucede con el tema Belle, con acompañamientos de acordeón y sencillas letras que emplean distintos idiomas. Citaré también Breakdown con aportaciones de ukelele y auténtico sabor hawaiano y Constellations, tema que cierra el disco y constituye, a mi parecer, la mejor canción del álbum. Finalmente, cabe mencionar que el tema Sitting, Waiting, Wishing estuvo nominado a los Grammy en la categoría de Mejor Interpretación Pop Masculina.

Se trata, en definitiva, de un delicioso LP cuyas mayores virtudes radican en la riqueza sonora de la guitarra acústica y en la rítmica de los versos de sus canciones. Naturalidad y frescura van siempre de la mano en todos los trabajos de Jack Johnson porque el cantautor encarna esa autenticidad tan apreciada en el mundo de la música. Sus letras son comprometidas porque él se halla comprometido con el mundo que le rodea, y así lo demuestra utilizando camiones con biodiesel durante la gira o donando parte de lo recaudado en sus conciertos a proyectos medioambientales. In Between Dreams invita por ello a reflexionar, pero también a apartar nuestros problemas cotidianos y dejarnos embriagar sólo por la música, gozando de esos preciados y raros momentos de absoluta tranquilidad.

"Can't you see that it's just raining,
ain't no need to go outside..."





Discover Jack Johnson!

No hay comentarios: