13 de febrero de 2008

Wolfmother - Wolfmother (2005)




REGRESANDO AL HARD ROCK DE LOS 70

Cuando el panorama rock actual parecía dividido entre los grupos indie y las bandas comerciales para adolescentes, aparecieron estos australianos herederos musicales de Led Zeppelín, Black Sabbath o AC/DC. Miles de artículos se han escrito sobre ellos en los últimos años puesto que el número de ventas y la publicidad ofrecida por MTV han calado hondo en el público. Wolfmother ha logrado encumbrarse como una de las bandas de hard rock más apreciadas de la actualidad con tan sólo un primer disco debut.

Sin embargo, el peso que recae sobre ellos y las dichosas comparaciones con célebres grupos de los 70 son realmente peligrosos. Habrá que ver como evolucionan cuando publiquen su siguiente trabajo, no obstante, es difícil no dejarse llevar por la emoción al escuchar su primer álbum. Y es que estos muchachos prometen.

La figura de Andrew Stockdale, líder, guitarra principal y vocalista, es en parte una de las claves del éxito del grupo. Su look retro y su voz aguda y chillona le dan un toque sumamente característico a la banda. Complementan el grupo el teclista y bajo Chris Ross y el batería Miles Hewett.

El disco no tiene desperdicio. Su primer single Woman, uno de sus mayores éxitos, es una pieza de corte rock & blues que acelera las pulsaciones y nos introduce acertadamente en la música de la banda australiana. Pero también existen los medios tiempos como White Unicorn, Where eagles have been o Mind’s Eye donde Stockdale hace gala de sus dotes vocales y el teclado cobra protagonismo envolviendo la atmósfera de una misteriosa y épica lisergia.

Encontramos después algunas canciones de carácter más garajero como Dimension o Apple Tree, donde las guitarras, con un sonido más sucio, vuelven a enfurecerse. Finalmente destacar también Pyramid, una auténtica joya con un riff enérgico que engancha desde la primera escucha, la canción con cortes folk Vagabond, y las piezas Love Train y Tales from the forest of gnomes que aportan algo de innovación al disco y nos impiden clasificarlo como un trabajo más de hard rock. Wolfmother parecen haber llegado con intención de descubrir nuevas fronteras de la música rock sin abandonar en ningún momento ese toque retro que tanto nos apasiona y que nos hace rememorar épocas doradas.

Señalar, además, que tuve ocasión de verlos en directo y no decepcionan en absoluto. Entre el repertorio antes citado incluyeron el tema Pleased to meet you que han compuesto para la BSO de Spiderman 3; la versión en directo incluye un puente de larga duración con solos de guitarra y órgano fascinantes.

En fin, Wolfmother son una promesa frente a la que han surgido grandes expectativas. Por el momento, los ingredientes implican que el manjar sea apetitoso: rock duro pero a la vez melódico, riffs poderosos, espléndidos solos de guitarra y teclado de ambientación psicodélica. Agitar y consumir preferentemente a máximo volumen. Veremos si los segundos platos son igual de exquisitos.


"Purple haze is in the sky,
see the angels wicked eye,
all these things we must try,
'Til we see the reasons why, oh yeah"





Discover Wolfmother!

1 comentario:

allicroom dijo...

Me alegro que te gustase nuestro blog,ya veo que tú empiezas con el tuyo,mucho ánimo y a seguir adelante porque para empezar el primer post me parece muy bueno.

Por cierto que envidia que los hayas podido disfrutar en directo.Nos seguimos leyendo.

Saludoors